Miércoles, 23 Noviembre 2016 18:19

2016-2017 Año litúrgico de san Mateo

 

Sabemos que la palabra Evangelio, que nos resulta tan familiar, significa buena noticia, buena nueva. Es en primer lugar el mensaje de Dios, transmitido por Jesucristo.

Ya Dios había hablado en la Primera Alianza, pero en Cristo Dios habla de manera única, por medio de Jesús dice su última palabra, a la que ya no hay que añadirle ninguna más. Jesús es la palabra viviente de Dios hecha carne, que la pronuncia, no solo con los labios, sino con toda su existencia, su vida y su actuación.

Por tanto el Evangelio es simultáneamente buena noticia de Dios y de Jesús.

El Evangelio de Mateo es una obra privilegiada a lo largo de siglos y junto al de san Juan, ha sido el más leído y el que más ha incluido en la Iglesia latina.

Este Evangelio, que la Iglesia proclamará en la liturgia de este año, está estructurado en las siguientes secciones:

Prólogo: Infancia (1-2)

Primera parte: Jesús es el Mesías prometido, rechazado por el pueblo judío, pero reconocido por sus discípulos (3,1–16,20).

1.- Presentación de Jesús como Mesías (3,1–11,1).
2.- Jesús, Mesías rechazado por el pueblo judío (11,2–13,58).
3.- Jesús reconocido como Mesías por sus discípulos
(14,1–16,20).

Segunda parte: Nacimiento de la Iglesia, verdadero Israel (16,21–28,15).

1.- Jesús sube a Jerusalén e instruye a la Iglesia
(16,21–28,15).
2.- Jesús proclama el Reino en Jerusalén y es rechazado: prólogo de la pasión (caps. 21–25).
3.- Pasión, muerte y proclamación de la resurrección: nace el «verdadero Israel» (26,1–28,15).

Conclusión: Mandato misionero (28, 16-20).


Mateo en su Evangelio deja claro que Jesús es el Señor que tiene todo poder y que promete su asistencia eficaz a su comunidad y todo ello porque ha muerto y ha resucitado; es el poder que a través de los tiempos la Escritura había anunciado al Mesías prometido.

Jesús, durante todo su ministerio, ha actuado dentro del plan de Dios, de acuerdo con la Escritura y en la línea del Siervo obediente, por eso para Mateo Cristo es:

  • Profeta
  • Hijo de Dios
  • Siervo de Dios
  • Señor
  • Maestro
  • Mesías
  • Emmanuel (Dios con nosotros)

Disfrutemos, de manera especial, este año del Evangelio de san Mateo, donde su relato, no es una árida enumeración de hechos acontecidos, ni la descripción de la vida de un gran hombre, sino todo el acontecer de que Dios ha sido causa desde el principio del mundo, un Dios que ha dicho al universo, a la humanidad y a cada uno de nosotros «sí» y «amén» en Cristo.

 

Artículos relacionados (por etiqueta)

Parroquia de Nuestra Señora del Mayor Dolor ─ 2016