Lunes, 21 Octubre 2019 13:33

Falleció José María Martín Boza, arquitecto de nuestro templo

El pasado 15 de octubre falleció José María Martín Boza, que fue el arquitecto de nuestro templo parroquial, a los 70 años de edad.

El miércoles 23 de octubre a las 20’30 h. celebraremos la Eucaristía en la que nuestra comunidad parroquial lo encomendará a los brazos del Señor.

José Mari estuvo vinculado a nuestra Parroquia desde su creación, siendo un fiel y eficiente colaborador del primer párroco D. Rafael Zambrano Pulet (+).

Se implicó activamente en la construcción de la Parroquia, tanto en se edificio como en todas las actividades de evangelización en los barrios que componen la feligresía.

Persona afable y servicial, coordinó el grupo joven, entonces muy numeroso, del que era un referente.

Ya con D. José Marín de párroco, formó parte de la Coral Sion, coral en la cual participó en las celebraciones litúrgicas del papa San Juan Pablo II a Sevilla.

Al comienzo de los años 90 le fue encomendada la construcción del templo parroquial, 

labor que consiguió fuese un edificio moderno, funcional y a la vez plenamente celebrativo.
Diseñado con una simplicidad de iglesia “románica” utilizó la sencillez del ladrillo para su decoración, que a la vez es un guiño a Sevilla, por ser el mismo material constructivo que la Giralda.
El templo hace referencia a la Resurrección del Señor, al remitir sus formas al “octavo día”. Por otro lado, todo remite al altar, alrededor del cual se disponen los fieles, y en la capilla sacramental también a éste y al Tabernáculo.

Los últimos años de su vida sufrió la enfermedad estando siempre acompañado por los cuidados de su esposa e hija.

El pasado 26 de mayo, en la Eucaristía que presidió el Cardenal Amigo Vallejo, Arzobispo Emérito de Sevilla, con motivo de los XXV años de la dedicación del templo parroquial, tuvimos la suerte de gozar de su presencia física entre nosotros. Ahora sabemos que ya siempre estará entre nosotros cada vez que Cristo en Fracción del Pan renueve el sacrificio de nuestra redención.
 

 
 
 

Parroquia de Nuestra Señora del Mayor Dolor ─ 2016