Viernes, 15 Marzo 2019 19:16

Retiro de Cuaresma. Resumen

TENTACIONES DE NUESTRO IGLESIA, DE NUESTRA PARROQUIA Y DE NOSOTROS MISMOS

PRIMERA REFLEXION
Tentación de usar a Dios en beneficio propio y no de cara a la misión y al Reino de Dios.
Ante la misma hay que responder viviendo el servicio a los demás como camino de encuentro con Dios.
La Parroquia ha de ser reflejo de los miembros de la comunidad, que hemos de ser las verdaderas piedras vivas.
Preguntémonos de qué me estoy alimentando yo, de qué se está alimentando la comunidad parroquial.
La Eucaristía y la Palabra de Dios son los alimentos constantes de nuestra vida cristiana. Nuestra respuesta vita ha de ser la Palabra de Dios.

SEGUNDA REFLEXIÓN
Tentación de buscar el aplauso

 a nuestras acciones y de no poder en juego los dones con los que Dios nos ha enriquecido.
El Señor, no nos pide cuenta de lo que no hacemos, pudiendo hacerlo; no de los errores que cometemos al actuar siempre que lo hagamos con amor, sino de aquello que pudiéndolo hacer no lo hacemos.
Nuestro fracaso al actuar es el camino para comprender el fracaso de los demás. Busquemos a los que están en lo más bajo, porque en la altura un cristiano solo encuentra la cruz.
Desde la propia cruz se ve el sufrimiento humano y viviendo en la cruz aparece la compasión ante el hermano.

TERCERA REFLEXIÓN
Tentación de optar por los medios del mundo y no por el bien de las personas.
Nuestra misión como cristianos no es imponer, sino ofrecer un camino.
Jesucristo nos purifica con su Palabra, a través del hermano y a través de los acontecimientos de la vida. Ante las tentaciones, pidamos al Señor no caer en ellas.
Que la oración, la Palabra de Dios y la Eucaristía sean la fuerza que, con su gracia nos ayuden a vencer la tentación.
 

Artículos relacionados (por etiqueta)

Parroquia de Nuestra Señora del Mayor Dolor ─ 2016