Miércoles, 25 Julio 2018 19:44

En oración constante

La santidad está hecha de una apertura habitual a la trascendencia, que se expresa en la oración y en la adoración.

El santo es una persona con espíritu orante, que necesita comunicarse con Dios. Es alguien que no soporta asfixiarse en la inmanencia cerrada de este mundo, y en medio de sus esfuerzos y entregas suspira por Dios, sale de sí en la alabanza y amplía sus límites en la contemplación del Señor.

No creo en la santidad sin oración, aunque no se trate necesariamente de largos momentos o de sentimientos intensos.

147. Gaudete et Exsultate del Papa Francisco

 

 
 

Artículos relacionados (por etiqueta)

Parroquia de Nuestra Señora del Mayor Dolor ─ 2016