Jueves, 31 Agosto 2017 18:51

Usemos misericordia con nuestra casa común

2017 JORNADA DE ORACIÓN POR EL CUIDADO DE LA CREACIÓN

El Papa pide a los poderosos que "escuchen el grito de la Tierra y de los pobres"

En unión con los hermanos y hermanas ortodoxos, y con la adhesión de otras Iglesias y Comunidades cristianas, la Iglesia católica celebra el 1 de septiembre la anual «Jornada mundial de oración por el cuidado de la creación».

Es un motivo de alegría para el Papa que en todo el mundo, iniciativas parecidas que promueven la justicia ambiental, la solicitud hacia los pobres y el compromiso responsable con la sociedad, están fomentando el encuentro entre personas, sobre todo jóvenes, de diversos contextos religiosos. Los Cristianos y los no cristianos, las personas de fe y de buena voluntad, hemos de estar unidos en el demostrar misericordia con nuestra casa común ―la tierra― y valorizar plenamente el mundo en el cual vivimos como lugar del compartir y de comunión.

Francisco propone cinco ideas que toman fuerza en una oración al Señor.

1. LA TIERRA GRITA…

“Renuevo el diálogo con «toda persona que vive en este planeta» respecto a los sufrimientos que afligen a los pobres y la devastación del medio ambiente. Dios nos hizo el don de un jardín exuberante, pero lo estamos convirtiendo en una superficie contaminada de «escombros, desiertos y suciedad» (Laudato si’, 161).

2. …PORQUE HEMOS PECADO

Dios nos ha dado la tierra para cultivarla y guardarla (cf. Gn. 2,15) con respeto y equilibrio.

 Cultivarla «demasiado» ‒esto es abusando de ella de modo miope y egoísta‒, y guardarla poco es pecado.

3. EXAMEN DE CONCIENCIA Y ARREPENTIMIENTO

El primer paso en este camino es un examen de conciencia, que «implica gratitud y gratuidad, es decir, un reconocimiento del mundo como un don recibido del amor del Padre, la amorosa conciencia de no estar desconectados de las demás criaturas, de formar con los demás seres del universo una preciosa comunión universal.

4. CAMBIAR DE RUTA

El examen de conciencia, el arrepentimiento y la confesión al Padre rico de misericordia, nos conducen a un firme propósito de cambio de vida. Y esto debe traducirse en actitudes y comportamientos concretos más respetuosos con la creación, como, por ejemplo, hacer un uso prudente del plástico y del papel, no desperdiciar el agua, la comida y la energía eléctrica, diferenciar los residuos, tratar con cuidado a los otros seres vivos, utilizar el transporte público y compartir el mismo vehículo entre varias personas, entre otras cosas (cf. Laudado si’, 211).

5. UNA NUEVA OBRA DE MISERICORDIA

«Nada une más con Dios que un acto de misericordia, bien sea que se trate de la misericordia con que el Señor nos perdona nuestros pecados, o bien de la gracia que nos da para practicar las obras de misericordia en su nombre».

6. EN CONCLUSIÓN, OREMOS

No perdamos la esperanza: «El Creador no nos abandona, nunca…”

«Oh Dios de los pobres,
ayúdanos a rescatar a los abandonados
y a los olvidados de esta tierra
que son tan valiosos a tus ojos. […]

Dios de amor,
muéstranos nuestro lugar en este mundo
como instrumentos de tu cariño
por todos los seres de esta tierra.

Dios de Misericordia, concédenos recibir tu perdón
y de transmitir tu misericordia en toda nuestra casa común.
Alabado seas.

Amen.

El mensaje completo del Santo Padre, puedes leerlo pulsando este enlace: Mensaje del Santo Padre Francisco
Por una ecología integral, puedes leerlo pulsando esta enlace: Mensaje de los obispos españolas para la Jornada de oración por la creación 2017

 

Artículos relacionados (por etiqueta)

Parroquia de Nuestra Señora del Mayor Dolor ─ 2016