Miércoles, 10 Mayo 2017 09:20

San Juan de Ávila, maestro de santos

Juan de Ávila, sacerdote y escritor ascético, proclamado por el papa Benedicto XVI doctor de la Iglesia, es el patrón del clero español. Dedicó su actividad apostólica a la predicación en Andalucía y a la formación del clero. Escribió diversas obras de espiritualidad y se relacionó frecuentemente con San Ignacio de Loyola y sus representantes, que querían hacerle jesuita, con San Francisco de Borja, San Pedro de Alcántara, San Juan de Ribera, fray Luis de Granada y otros, por ello se le llama “maestro de santos”.

El Maestro San Juan de Ávila tiene una vinculación especial con nuestra parroquia que cuenta con una reliquia de un hueso de su mano, en relicario situado en templete bajo el altar de la Capilla Sacramental, y un cuadro que refleja al mismo en actitud de oración con un crucifijo en una mano y su obra más significativa “Audi filia” en la otra. A él se le atribuye el magnífico soneto a Jesús Crucificado:...

No me mueve, mi Dios, para quererte
el Cielo que me tienes prometido
ni me mueve el Infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor. Múeveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido;
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas, y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que, aunque no hubiera Cielo, yo te amara,
y, aunque no hubiera Infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues, aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.
 

Parroquia de Nuestra Señora del Mayor Dolor ─ 2016