Domingo, 30 Abril 2017 19:48

Virgen María, Madre del Buen Pastor

El sábado previo al IV Domingo de Pascua, Domingo del Buen Pastor, celebran las Iglesias de Sevilla y Asidonia-Jerez la Memoria Libre de la Bienaventurada Virgen María Madre del Buen Pastor. Este año es el sábado 6 de mayo.

La devoción a la Divina Pastora de las Almas debe su origen al Padre Isidoro de Sevilla, religioso Capuchino español, (1662-1750) que nació en Sevilla. En 1681 ingresa en la Orden Capuchina y se ordena sacerdote en 1687, dedicándose a la predicación. Residió en el Convento de Capuchinos de Sevilla. Fray Isidoro de Sevilla es quien comienza a sacar los Rosarios por las calles.

La noche del 15 de Agosto de 1703, cuando estaba orando en el coro bajo, tras altar mayor de la Iglesia de los Capuchinos de Sevilla, la Santísima Virgen le premió su fervor apareciéndose con traje y aspecto de Pastora, mandándole predicar la devoción a ella bajo este título.

El padre Isidoro de Sevilla definía así la visión que tuvo “En el centro y bajo la sombra de un árbol, la virgen santísima... 

...sedente en una peña, irradiando de su rostro divino amor y ternura. La túnica roja, pero cubierto el busto hasta las rodillas, de blanco pellico ceñido a la cintura. Un manto azul, terciado al hombro izquierdo, envolverá el entorno de su cuerpo, y hacia el derecho en las espaldas, llevará el sombrero pastoril y junto a la diestra aparecerá el báculo de su poderío. En la mano izquierda sostendrá al niño y posará la mano derecha sobre un cordero que se acoge a su regazo. Algunas ovejas rodearán la Virgen, formando su rebaño y todas en sus boquitas llevarán sendas rosas, simbólicas del Ave María con que la veneran…”

El beato Marcelo Spínola y Maestre, cardenal arzobispo de Sevilla, fue un gran impulsor de la devoción pastoreña. 

La devoción a la Bienaventurada Virgen María, Madre del Buen Pastor, es al día de hoy un regalo de Sevilla para el mundo.

Nuestra parroquia cuenta con una imagen de la Divina Pastora de las Almas, obra del imaginero Manuel Ramos Corona en 1990, quien la intervino posteriormente en el año 2006. La imagen, que responde al modelo iconográfico de está advocación, está sedente portando en la mano izquierda el bastón/báculo de pastora y con la derecha acaricia/bendice a una oveja. Imagen de tamaño natural, está situada en el templo parroquial, en una hornacina, a la derecha de la entrada principal, junto a la capilla confesional de la parroquia.

Ante su imagen proponemos esta oración compuesta en el siglo III por cristianos coptos (egipto) que es la más antigua que se conoce dirigida a la Virgen María, en la que se la invoca como Madre de Dios y se le pide su protección.

                      Bajo tu amparo nos acogemos,
                      santa Madre de Dios;
                      no deseches las súplicas
                      que te dirigimos
                      en nuestras necesidades,
                      antes bien, líbranos de todo peligro,
                      ¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita!

 

 

 

 

Artículos relacionados (por etiqueta)

Parroquia de Nuestra Señora del Mayor Dolor ─ 2016