A vosotros novios

Habéis llamado a la puerta de esta Parroquia, a través de nuestra página web, y manifestáis vuestro deseo de casaros, que deseáis recibir el sacramento del Santo Matrimonio. Nuestra más sincera y cordial felicitación. Dios os llama a una gran vocación, a un camino que seguro os hará muy feliz y a Él también.

 "El amor es posible... Dios tiene un proyecto de amor para vuestro futuro matrimonio y vuestra familia, y es esencial que lo lleguéis a descubrir con la ayuda de la Iglesia... El amor del hombre y la mujer genera la familia humana, y la pareja que forman tiene su fundamento en el plan original de Dios. Aprender a amar como pareja es un camino maravilloso, pero que requiere un aprendizaje laborioso... "(Benedicto XVI).

A las puertas de vuestro Matrimonio muchas cuestiones os preocupan y por eso habéis llegado hasta aquí. Pero no hay que olvidar la más importante: es fundamental una buena preparación para que el matrimonio sea feliz. No basta con la buena voluntad ni hay que dar por presupuestas demasiadas cosas. Siempre debemos estar dispuestos a aprender y crecer, a través del diálogo sincero entre vosotros, de la experiencia de los otros cristianos y de la enseñanza de la Iglesia.

El cursillo de preparación al matrimonio que os proponemos es, sin duda, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en vistas a una unión para siempre. No os sepa mal dedicar algún tiempo y sobre todo entusiasmo. Son muchos los novios que al terminar esta catequesis tan importante y necesaria, dan gracias por esta oportunidad que han tenido de profundizar en su vocación, conocerse mejor y entender mejor el gran proyecto de amor que Dios tiene para ellos.

Hoy, más que nunca, necesitamos parejas, jóvenes decididos como vosotros, hombres y mujeres que se quieren casar de verdad, para siempre, en una comunión de vida y amor indisoluble y abierta a la fecundidad y al servicio de la vida.

Felicidades nuevamente, y adelante. ! No tengáis miedo! Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida, y siempre anda cerca de nosotros, sin dejar nunca de la mano, sobre todo cuando nos proponemos cosas grandes y bellas, como es casarse para siempre, para vivir un amor fiel, a semejanza del amor de Dios. Y sabed que siempre encontrareis en vuestro camino la presencia y la compañía de la Iglesia, dispuesta a ayudaros en vuestra espléndida misión.

Con el deseo de saludaros personalmente, estamos a vuestra disposición y os esperamos en nuestra Parroquia o previamente en el teléfono 954 35 37 35.